Vídeo: Vende chipa caliente en ¡su Mercedacho!

Rodrigo se levanta a las 4 a preparar sus chipas y vende como 400 al día. Uno de sus “ganchos” de venta es el móvil purete en que se mueve.

El chipero que sale a las calles para vender sus ricas chipas en un autazo. Foto: Diario Crónica
El chipero que sale a las calles para vender sus ricas chipas en un autazo. Foto: Diario Crónica

“En venta en este vehículo chipas ‘Don Kelo’, chipas, chipas…”, es el audio que se escucha a lo lejos, pero cuando el móvil se va acercando, los compradores ven que es un Mercedacho de la gran pistola el que está repartiendo las ricas chipas.

El que va al mando del autazo es Rodrigo Coronil, quien va llevándose las miradas en su andar, ya que su auto no es para nada la famosa camionetita ni menos aún el canasto de chipas, sino un auto repurete.

  Papá valé: sale a vender agua y gaseosas con su hijo autista

Con un parlantecito improvisado que colocó sobre el techo de su Mercedes, él sale todos los días a vender su rica chipa. “En verdad yo siempre fui de tener en la cabeza que el trabajo no es deshonra y hay que hacer lo que sea para trabajar. Entonces decidí salir a ofrecer mis chipas en el auto”, dijo Rodrigo con una sonrisa en el rostro.

“Rodri”, como lo llaman su conocidos, contó que entre sus ventas siempre escucha algún que otro comentario simpático de la gente, como cuando le llegaron a decir que por tener un auto muy lindo nomás le compraban la chipa o que seguro se dedica “a otra cosa”. “Lo que no saben es que me levanto las 4:00 todos los días para hacer la chipa”, he’i el mitãrusu de tan solo 23 pirulitos.

  "Mujer albañil" se gana la vida haciendo empedrados

El chipero nunca se imaginó tener tanta repercusión y asegura que ver que la gente le saca foto o le graba es algo ya rutinario para él. “Es simpático y la gente me conoce, además estoy viendo para tener otro auto porque la gente pide mucho”, señaló Rodrigo, resaltando que por día entre la mañana y la tarde vende como más de 400 chipas.

Trabaja en este negocio desde que era un niño

Fachero para vender sus chipas en el Mercedacho. Foto: Diario Crónica
Fachero para vender sus chipas en el Mercedacho. Foto: Diario Crónica

El joven contó que desde que era un niño empezó a trabajar como chipero, esto sin dejar de lado sus estudios, ya que siempre estuvo metido en el mundo de la chipa, allá en su querida ciudad de Coronel Bogado, lugar que es muy conocido por la venta de estas delicias.

  Vende comida en su bici para pagar la terapia de su hijo

“Desde que tenía 10 años estoy con el tema de la chipa y apenas terminé el colegio me metí de lleno en el negocio, siempre me gustó y gracias a Dios me va muy bien y ojalá así siga”, decía el chipero, quien con toda la facha sale a la calle a vender sus delicias.

SUCURSAL: La chipa que vende es de la sucursal de “Don Pipo”, conocida chipería de la ciudad de Coronel Bogado, solo que él le puso de nombre “Don Kelo”.

TURISMO: Además de la chipería tiene un negocio de turismo avei que lleva el nombre de “Aventur”. Rodrigo es un emprendedor ¡con todas las letras!

  Estuvo siete meses en coma y su esposa lo abandonó

Rodrigo se levanta a las 4 a preparar sus chipas y vende como 400 al día. Uno de sus “ganchos” de venta es el móvil purete en que se mueve.

Fuente: Diario Crónica